El nuevo cruzamiento de hermanos está previsto el sábado, 17 de junio de 2017.

SHARE:

CruzCruces -transparente

Queridos hermanos en Cristo Nuestro Señor:

Como cada año de cruzamiento -y el último fue en 2015-, os enviamos una carta en la que exponemos las actividades de nuestra Real Hermandad. En este periodo de tiempo hemos celebrado los cultos de Regla al Santo Rey, misas de difuntos y los de la Virgen de los Reyes. También asistimos a ceremonias de otras hermandades y corporaciones que nos invitaron, pero sólo a las reconocidas por Roma o por el ceremonial la Casa Real.

Nuestra hermandad debe tener mucho cuidado para no ser confundida con el gran número de nuevas corporaciones de carácter caballeresco que, aun estando aprobadas canónica o civilmente, florecen últimamente; estas hacen uso en sus ceremoniales de hábitos, mantos y de prácticas propias de las antiguas órdenes de caballería, que están muy alejadas de nuestra sobria tradición. Nosotros, por antigüedad y ceremonial, somos algo muy diferente a esta moda, incluso incompatibles con ella. La nuestra es una Real Hermandad de Caballeros que recibe su nombre y legitimidad histórica indiscutible de la antigua Real Congregación de Caballeros y Militares de San Fernando, con fuerte presencia en nuestra ciudad a partir de los años veinte del siglo pasado, aunque tengamos datos de mucha mayor antigüedad. Este no es el lugar adecuado para hacer Historia, pero es conveniente saber quiénes somos y estar orgullosos de ello y de los centenares de nuestros hermanos, militares y civiles que, a lo largo de la Historia, han luchado por Dios y por España en diferentes guerras; nuestros caballeros Laureados de San Fernando y Medallas Militares, tantos individuales como colectivas, entre otros muchos prestigiosos reconocimientos, dan buen testimonio de ello.

Como sabéis, sólo nos mantenemos gracias a las donaciones y a los derechos de ingresos de los nuevos miembros, pues seguimos sin imponer cuota anual alguna. Y es meritorio que, en la medida de nuestras posibilidades, hemos dado limosnas, así como restaurado y acrecentado nuestro patrimonio.

Dada las características de exclusividad y distinción de nuestra corporación, la admisión de nuevos miembros es muy limitada; ello conlleva que también lo sean nuestros ingresos. A pesar de ello, este año, además de algunos donativos, es intención de nuestra Real Hermandad el contribuir a la restauración de las campanas de una antigua y bella iglesia de Sevilla, perteneciente a una congregación religiosa, cuyo coste es de 1.500 euros; por lo que os pido que seáis especialmente generosos con vuestra limosna.

La Real Hermandad ha realizado la restauración y dorado del relicario que posee del Santo Rey, que será expuesto el día de la jura de nuevos miembros. También hemos adquirido otra importante talla de San Fernando -lo que incrementa nuestra iconografía fernandina-, igualmente se ha adquirido un Cristo crucificado, de transición del gótico al barroco, con excelentes potencias antiguas de plata, dos faroles de mano y, por último, una bella bandeja de plata que lleva grabada de forma primorosa el escudo de nuestra Real Corporación.

Una dama ha donado un valioso cáliz de plata, ricamente repujado, que perteneció a su hermano, nuestro antiguo y querido capellán, el Muy Iltre. Sr. Don Manuel Pavón y Martín de Rojas, canónigo de la S.I.C. de Sevilla, q.g.h., el de su primera misa. Otro hermano nos dona un importante banderín bordado en realce con oro fino, lleva nuestra Cruz de Cruces acompañada de las armas de Castilla y León en las cuatro esquinas; es una obra de gran mérito y valor. Gracias a donaciones como estas, la mayoría de las veces anónimas, podemos incrementar nuestro patrimonio.

A pesar de ello, con cierta pena debo decir que es muy limitado el número de damas y caballeros que hacen donaciones, casi siempre los mismos; pero el mantenimiento de la Real Hermandad es obligación de todos sus miembros, por lo que vuelvo a rogar la colaboración de cada uno de los que tenemos el alto honor de pertenecer a esta Real Hermandad.
Todas estas medidas son indispensables para la misión que nuestra Reglas nos encomienda: la del culto a mayor Gloria de Nuestro Señor Jesucristo, a su Santísima Madre y de su siervo San Fernando, la de Caridad y la cultural.

Aquí tenéis el número de nuestra cuenta, con la seguridad de que vuestro donativo, dentro de las posibilidades de cada uno, se corresponderá con vuestra generosidad y el señorío que corresponde a la pertenencia a esta Real, antigua y noble hermandad.

Además, en la misma podéis ingresar el importe de la cena de gala, 45 euros por persona, indicando el número de invitados que corresponden a ese importe.
La cuenta de la Hermandadse encuentra en el Banco Popular, a nombre de la Real, Noble y Piadosa Hermandad de Caballeros de San Fernando de Sevilla; su número es:
(para donativos escribir a f.artacho [arroba] hotmail.com )

Os agradecemos de antemano vuestra generosidad.

Recibid un fraternal abrazo en San Fernando.

Fernando de Artacho y Pérez-Blázquez.
Hermano Mayor