Cruzamiento 2009: El Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Antonio Moreno, Emérito de Badajoz, con S.A.I. Doña Camila de Habsburgo, los nuevos Caballeros y Damas y otros Caballeros y Damas asistentes.

Recibimiento de 2009: El Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Antonio Montero Moreno, Emérito de Badajoz, con S.A.I. Doña Camila de Habsburgo, los nuevos Caballeros y Damas y otros Caballeros y Damas asistentes.

Teniente, miembros del Alto Consejo, nuevos Caballeros y Caballeros asistentes al último Cruzamiento de 2009

Teniente, miembros del Alto Consejo, nuevos Caballeros y Caballeros asistentes al último Recibimiento de 2009

 

 

 

 

Damas y Caballeros de la Real Hermandad, en el último Recibimiento de 2009.

Damas y Caballeros de la Real Hermandad, en el último Recibimiento de 2009.

Cruzamiento de Damas de San Fernando en 2006

Cruzamiento de Damas de San Fernando en 2006

Cruzamiento de Caballeros de San Fernando en 2006

Cruzamiento de Caballeros de San Fernando en 2006

Es muy importante saber de donde venimos, cual es nuestra historia y quienes somos, pero es fundamental tener claro hacía donde vamos. Para ello, se hace indispensable contestar una pregunta clave: ¿Qué vigencia tiene una corporación como la nuestra hoy día en la sociedad? ¿Cuál es su función?

En sus propios estatutos internos encontramos los fines de la Real Hermandad y, por ende, la vigencia de cuanto propugnamos.

Como cristianos tenemos la obligación de seguir el magisterio de la Santa Iglesia y de su cabeza visible, unirnos a su misión social y dar un testimonio de Fe en nuestras vidas. Hemos de luchar contra toda ataque a la vida desde el primer instante de su ser hasta su fin natural; así mismo, defender la familia, fundamento del desarrollo de sus miembros.

Como seguidores de la figura e ideología del Santo rey, debemos mantener su anhelo por una España unida dentro de la riqueza de su diversidad regional; unidad hoy fuertemente contestada desde las propias administraciones regionales.

La cultura es el medio para lograr una sociedad más preparada y mejor articulada. El conocimiento es fuente del avance social en toda disciplina, y remedio seguro contra la ignorancia que cada día, con mayor intensidad y alarma, se ha instalado con fuerza dentro del mismo ámbito de la enseñanza.

Mediante el correcto conocimiento, que sólo confiere una sólida preparación académica, debemos ayudar a deshacer las manipulaciones y falsedades que encierran reinterpretaciones históricas -hábilmente manipuladas- alejadas de la realidad, que falsifican los hechos, ya desde la más remota antigüedad, buscando falsas entidades que nunca existieron; todo ello en detrimento de nuestra cohesión nacional.

Una preparación académica, basada en el estudio, esfuerzo, trabajo y afán de superación personal, preparará a los jóvenes para tomar el testigo de una sociedad cada vez más competitiva. La cultura es la llave del triunfo personal y del buen gobierno de la sociedad.

Estos fines han de estar presente permanentemente en la vida de casa uno de nuestros hermanos, tanto en su individualidad como persona que realiza un trabajo diario en ámbitos reducidos: casa, trabajo, amigos; como colegiadamente dentro de la corporación.

Por las propias características de la Real Hermandad, que aprecia como valor fundamental el mérito, la superación y la excelencia en cualquier ámbito de la vida, son pocos los llamados a ingresar en ella, pero todos, personas que de por sí desarrollan en su vida privada una destacada labor social, que incrementan con el estímulo de ser de dama o caballero de San Fernando.